Ushuaia, la puerta del Fin del Mundo

Ushuaia que en la lengua de los aborígenes Yamanas significa “bahía profunda hacia el oeste”, es la ciudad más austral del mundo, se encuentra en la provincia de Tierra de Fuego (Argentina) a orillas del Canal de Beagle y a poca distancia de la Antártida argentina. Es un importante nudo industrial, portuario y turístico que puede sorprender por las posibilidades de exploración que ofrece a cualquier visitante que se atreva a llegar hasta el extremo sur del continente.

Ushuaia

Imagen: Contrastes turismo

Canal de Beagle: es el paso natural entre el océano Atlántico y el océano Pacífico. Desde hace muchos años es motivo de disputa entre el gobierno de Argentina que lo define como un brazo interoceánico y el de Chile que lo reconoce como un brazo del océano Pacífico. Desde Ushuaia se organizan excursiones marítimas de unas tres horas de navegación por el Canal que permite ver tener maravillosas vistas de los Andes y ver de cerca la fauna de la zona pasando cerca de la Isla de Lobos, poblada de lobos marinos, la Pingüinera con pingüinos magallánicos o la Isla de los pájaros donde habitan diferentes especies de aves marinas como por ejemplo los cormoranes magallánicos, albatros y petreles. El destino final es el Faro del Fin del Mundo cuyo verdadero nombre es el Faro Les Eclaireurs.

Faro del Fin del Mundo

Imagen: Magazine in situ

Parque Nacional de Tierra del Fuego: si prefieres las excursiones por tierra firme a 11 kilómetros al oeste de Ushuaia se encuentra este Parque Nacional que ocupa un área en las últimas estribaciones de la cordillera de los Andes y por el que corren ríos y se asientan lagos de origen glaciar. En sus bosques andinos-patagónicos se puede practicar el senderismo, montar en bicicleta o simplemente disfrutar del paisaje.

Parque Nacional de Tierra del Fuego

Imagen: Taringa

Tren del Fin del Mundo: en 1895 se aprobó una ley para la construcción de un penal en tierras del sur destinado a aquellos presos civiles reincidentes, en 1902 se pone la primera piedra del nuevo penal en Ushuaia, la construcción corre a cargo de los mismos presos y los materiales que se utilizan son aquellos que hay en la zona como roca basáltica y madera de los bosques que es transportada con un pequeño tren sobre raíles de madera y arrastrado por bueyes. Pero la necesidad de esta infraestructura hace que mejore y se haga un tendido de 10 km para abastecer a los presos, es el llamado Tren de los presos.

Tras el abandono de la prisión en 1947 y un terrible terremoto ocurrido en la zona en 1949 y que destruye el tramo ferroviario, el tren deja de funcionar en 1952, pero las posibilidades turísticas de la zona lo ponen en marcha de nuevo en 1994 como tren turístico que recorre una parte del Parque Nacional de Tierra del Fuego hasta el Museo del presidio.

Tren del Fin del Mundo

Imagen: Peter Pacher´s Weblog

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><p><img>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

To prevent automated spam submissions leave this field empty.