Por San Valentín, visita Verona

Es imposible imaginar una historia más romántica que aquella escrita por William Shakespeare sobre dos jóvenes, Romeo y Julieta, cuyo amor se vio condicionado por los intereses de sus respectivas familias rivales en la ciudad italiana de Verona.

Esta población situada en la región del Veneto, sigue siendo una meta para enamorados que buscan un Romeo o una Julieta, pero la ciudad encierra otras muchas maravillas monumentales que bien merecen una visita, solo o acompañado.

Casa de Julieta: cuenta la tradición que este edificio del siglo XIII era el palacio de la familia de Julieta, los Capuleto, y que desde su balcón la joven escuchaba las súplicas de su enamorado.

Balcón de la casa de Julieta

Imagen: colchonero

Arena: es uno de los anfiteatros más importantes de la era romana y el mayor tras el Coliseo de Roma, con 152 metros de longitud por 123 de anchura y capacidad para 25.000 espectadores, es elegido como lugar de celebración para numerosos conciertos y espectáculos de ópera.

Arena de Verona

Imagen: Viva la sposa!

Piazza delle Erbe: antiguo foro romano es hoy en día la plaza más popular de Verona. En ella podréis disfrutar de un mercadillo por las mañanas y ver dos de los principales monumentos de la ciudad; la Torre Dei Lamberti, construida entre los siglos XII y XV, es un magnífico mirador, y la fuente de la Madonna, presidida por una estatua femenina de época romana.

Piazza delle Erbe

Imagen: Deviant Art

Castelvecchio: esta imponente construcción es el principal monumento de la arquitectura civil de la Edad Media en Verona. Su construcción fue hecha en ladrillo, con torres, almenas y doble muro con puentes levadizos.

Castellvecchio

Imagen: Le mappe dei tesori d´Italia