Père-Lachaise, la última morada para las más grandes personalidades

En las principales ciudades los cementerios ocupan grandes superficies, son espacios de silencio, recogimiento y duelo, pero algunos también se han convertido en lugares visitados por turistas que buscan ver el lugar donde reposan los restos de personajes importantes, así como los monumentos escultóricos que en su momento se hicieron para ellos.

Este es el caso del cementerio Père-Lachaise en Paris, el cual es el cuarto sitio más visitado de la capital francesa después de la Torre Eiffel, la Catedral de Notre-Dame y el Louvre. Cada año casi dos millones de personas se desplazan a este camposanto buscando las tumbas de personalidades de ámbitos tan importantes como la política, la música, la ciencia o la literatura.

Honoré de Balzac: es uno de los novelistas franceses más destacados del siglo XIX. Escritor de novela realista, Balzac retrató la sociedad de su época de forma detallista y natural. Era un escritor muy prolífico que trabajaba durante 15 horas diarias.

Su tumba en el cementerio de Père-Lachaise está presidida por un busto realizado por Auguste Rodin

Honoré de Balzac

Imagen: Raoul´s Blog of Pain

Frédéric Chopin: es una de los más grandes compositores de música clásica que ha dado la historia. Destacado pianista, su obra representa el Romanticismo musical. En 1831 se trasladó de su Varsovia natal a París donde ejerció como pedagogo. De débil salud desde la infancia, Chopin murió en la capital francesa cuando solo contaba 39 años de edad.

Frédéric Chopin

Imagen: Tejiendo el mundo

Oscar Wilde: el célebre autor de “El retrato de Dorian Gray” falleció en 1900 víctima de una meningitis. Jacob Epstein recibió el encargo de realizar una escultura para su tumba en Père-Lachaise, este esculpió un ángel desnudo con las alas desplegadas que en su momento causó gran rechazo.

La tumba de Oscar Wilde se había convertido en un sitio de visita sobre todo para la comunidad gay ya que el escritor en vida se declaró homosexual y fue detenido por ello, pero el mausoleo había sufrido un gran deterioro sobre todo por una costumbre que consistía en besar el mármol con los labios pintados y dejar escritos mensajes de amor.

En 1999 sus herederos decidieron proteger la sepultura con un cristal para que no sufriera más “agresiones cariñosas”

Oscar Wilde

Imagen: Galahan Blog

Jim Morrison: la tumba de este cantante encontrado muerto en París en 1971 en extrañas circunstancias, es la más visitada del cementerio Père Lachaise. El vocalista de The Doors recibe a diario recuerdos, flores, canciones, poemas y obsequios de sus fans, pero la tumba no tiene decoración alguna ya que el busto que la adornaba fue robado.

Jim Morrison

Imagen: Almarmenor