Lagos de Plitvice, la joya natural de Croacia

Croacia se ha transformado en los últimos años en un destino turístico donde poder encontrar playa, montaña e historia. Uno de los sitios más bonitos de visitar en el interior son los lagos de Plitvice, un paraíso de agua, cascadas y arroyos.

Lagos de Plitvice

Imagen: Picassa web

Declarado Parque Natural estos 16 pequeños lagos forman una reserva natural de 30.000 hectáreas, cada lago tiene un nombre puesto según las diferentes leyendas que dicen haber tenido lugar allí, el lago Gitano, el de la Abuela, o el más grande de todos el de las Cabras donde dicen que 30 cabras se ahogaron al romperse el hielo bajo sus patas cuando huían del lobo.

Lagos de Plitvice

Imagen: el mundo del single

En la reciente Guerra de los Balcanes, el Parque estuvo amenazado por un grupo de guerrilleros serbios que quisieron volar sus lagos, pero todo quedó en simple amenaza y hoy se puede disfrutar tranquilamente de lo que en cartografía antigua se llamó “el jardín del diablo” pero en verdad es un edén con ejemplares de fauna y flora autóctonos como el proteo, una insólita salamandra albina y sin ojos que habita en las cuevas.

Lagos de Plitvice

Imagen: Taringa

Pasear por sus senderos entre hayas, ver la fauna que allí se encuentra como ciervos o lince  y encontrar la paz con el sonido de sus cascadas, la más alta de 76 metros, es una experiencia que nadie que visite Croacia se debería de perder.

Lagos de Plitvice

Imagen: Objetivo Cantabria