Kolmanskop, un pueblo fantasma en el desierto de Namibia

Los jóvenes dejan los pueblos y se dirigen a las ciudades en busca de una mejora laboral, un lugar más anónimo donde vivir o una vida bohemia que los pequeños municipios no les dá. Muchos de esos pueblos quedan abandonados, son testigos mudos de un pasado de explendor y prosperidad que se terminó el día que el último habitante del pueblo murió. Pero eso no es exclusivo de nuestro país, o de Europa, hoy os traemos los restos de un pueblo abandonado, un pueblo fantasma, que se encuentra en Namibia (África), se trata de Kolmanskop.

Imagen: Namibia por descubrir

A principios del siglo XX Namibia era colonia alemana, era una tierra rica en recursos, sobre todo diamantes y hasta allí se trasladaron muchos empresarios alemanes para explotar las minas. En 1908 se crea una pequeña población en torno a una de esas explotaciones, cerca de la costa, y se le llamó Kolmannskuppe, en el dialecto africano, Kolmanskop.

Imagen: Gallery Hd

Tal fue la prosperidad de aquella mina, que durante la Primera Guerra Mundial se extrajeron 1.000 kg de diamantes. La ciudad se desarrolló y se levantaron numerosos edificios a copia de  los que aquella gente habitaba en Alemania, así se hizo un casino, una escuela, un hospital que tuvo el primer aparato de rayos X de África, utilizado para controlar que los obreros no robaran diamantes tragándoselos, también se edificaron vivienda de estilo centroeuropeo y hasta un salón de baile.

Imagen: Pueblos fantasma

Pero en los años 20 la producción de diamantes bajo notablemente y la gente se trasladó hacia otras minas más prósperas como la de Oranjemunden, a orillas del río Orange, por lo que las casas, comercios y demás edificios quedaron abandonados, sin nadie que los habitara. El último poblador de Kolmanskop se fue en 1956.

Imagen: Cronicas de la ciudad sin nombre

La naturaleza, que es sabia, ha ido recuperando poco a poco su espacio y las calles, edificios y  mansiones elegantes han sido tomadas por las arenas del desierto, convirtiendo este pequeño pueblo en parte del paisaje desolado junto con las dunas. El pueblo se puede visitar con un permiso especial del gobierno de Namibia y siempre que los traslados y medios de transporte corran por cuenta del particular.

Kolmanskop

Imagen: C.W