El Palacio Potala, lugar sagrado en el Tíbet

El mayor reclamo turístico del TÍbet y donde anualmente acuden miles de peregrinos y turistas es el Palacio Potala.

Este palacio se encuentra en la Montaña Hongshan en Lhasa, capital del TÍbet a 3.700 metros sobre el nivel del mar. Construido en 1645 sobre el antiguo palacio que el rey tibetano Sontsan Gampo regaló a la princesa Wen Gheng con motivo de su matrimonio con ella.

Palacio Potala

Imagen: Viajes de compras

Desde el siglo XVII y hasta 1959, el Palacio de Potala fue la residencia oficial de los Dalai Lama, en 1994 la UNESCO lo declaró un lugar sagrado de herencia mundial. Actualmente se encuentra bajo el gobierno de China que lo ha convertido en museo.

La visita a este lugar sagrado para los budistas se inicia al pie de la colina, donde hay una estela sin inscripciones, desde aquí se asciende por unas escalinatas zigzagueantes y cubiertas de piedra hasta llegar a la Puerta Este, donde aparecen las efigies de los cuatro dioses guardianes.

Aquí nos encontraremos con el Palacio Blanco, en la parte oriental, que servía como sala de estudio y dormitorio del Dalai Lama y el Palacio rojo, en la parte central, con miles de figuras budistas y estupas con los restos de los Dalai Lama, siendo quizás la que más destaca la de Lozang Gyatso, quinto Dalai Lama, que está realizada con 110.000 láminas de oro y tiene incrustadas 18.677 piezas preciosas entre perlas, coral, ámbar y ágatas.

Palacio Potala

Imagen: Tipviajes

Al oeste se hallan los dormitorios destinados a los bonzos de confianza que servían al Dalai. Delante del Palacio Rojo, hay un muro blanco donde en días festivos se exhibe el gran retrato de Buda.

La riqueza de este palacio es tal que cinco de sus edificios tienen tejados de cobre y están pintados de oro, para su diseño y construcción se tuvo en cuenta la luz solar de la meseta. Cada sala o alcoba tiene una claraboya para la iluminación y ventilación, las columnas y vigas del palacio están esculpidas y las paredes poseen murales multicolores.

En el palacio se conservan muchas piezas de hierro, cobre, oro y plata, entre ellas armas y corazas del Reino de Tubo, así mismo hay utensilios litúrgicos, sellos de oro, piezas de porcelana y recipientes de jade esculpidos que los emperadores regalaron al Dalai Lama, todo ello de un valor incalculable.

Interior del Palacio Potala

Imagen: C.W